Entradas

El origen

Imagen
Esta es la teoría antojadiza que dio origen al nuevo nombre de este blo: teorías antojadizas para situaciones absurdas. Debo confesar también que de un tiempo a esta parte, no he vuelto a depilarme con la Wilkinson.

Asado

Es
bastante
tonto
querer hacer un asado
y poner
la
carne
sobre el fuego
antes de
poner
una superficie
metálica
enrejada
donde
sostener
dicha carne.

Adultez

Para mi, ser adulta ha sido aprender todo desde cero.
Imagen

Es triste dejar relaciones de lado

Imagen
Pero a veces es necesario.
¿Les ha pasado que hay personas en su vida con las que interactúan y quedan con una sensación de molestia y/o cansancio? No es un sentimiento fácil de identificar, pero si observamos un poco, si nos damos un momento para observar las sensaciones residuales que algunas conversaciones nos dejan, somos capaces de percibirlo. Es una incomodidad media inubicable, como cuando te pica una zona y no sabes muy bien dónde es o tus brazos no alcanzan para llegar y rascarte.


En los últimos años he cambiado harto. Ha sido un proceso activo, de voluntad, errores y aciertos. Soy de ese grupo de personas que piensa que todo está en constante cambio, como si las cosas nunca acabaran de acomodarse. Eso a veces me ha llevado a cometer el error de fijar puntos de inicio y pensar que desde allí en adelante las cosas serán distintas*. Sin embargo, la vida se ha encargado de recordarme que no es así, y con ello a reforzar uno de los aprendizajes que más complejos me resultan: está b…

Me cuesta creer en lo que siento

A veces siento que decidir ir al psicólogo es la decisión más importante que he tomado en la vida, no tan solo por cómo he avanzado en mi autoconocimiento desde que me regalo esa instancia, sino porque es la primera cosa que realmente decido por mi. Eso es algo que ella —María Antonieta— constantemente me repite: tú siempre estás en función de los demás. Entonces yo miro el espejo de la sala donde martes por medio nos encontramos —ese espejo que bien podría estar ocultando a una clase completa de psicología, quizás sólo a su supervisor o probablemente a nadie— y pienso que a veces, muchos días, no me gusta mirarme al espejo, rehuyo ver mi mi cara reflejada. Entonces, hoy le dije eso, algo que escondo hasta de mi porque entra en el rango de lo privado más vergonzoso, de las miles de capas bajo las cuales nos escondemos para protegernos de este mundo, de este mundo ingrato y lleno de sufrimiento —y tan lleno de amor y belleza, también—.  Luego me preguntó: ¿Acaso hay gente en el mundo, …